Dramático diagnóstico sobre los cambios climáticos

La temperatura de la Tierra aumentará entre 1,8 y 4 grados centígrados hasta finales de siglo, según el informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), que subraya que hay una “muy alta probabilidad” de que el calentamiento se deba a las actividad humana.

Los expertos del IPCC, que basan sus estimaciones en el compendio de las investigaciones científicas realizadas en los últimos seis años para corregir los datos de su anterior informe de 2001, calculan que según diversos escenarios la horquilla de la subida de las temperaturas podría ampliarse a entre 1,1 y 6,4 grados.

En las próximas dos décadas, la temperatura va a aumentar en 0,2 grados por decenio por las emisiones de efecto invernadero que ya se han realizado, y tampoco se podrá evitar que el incremento continúe a un ritmo de 0,1 grado por decenio aunque dichas emisiones se contuvieran en el nivel de 2000.

Entre las consecuencias estiman que este desajuste modificará totalmente las condiciones y provocará olas de calor fuertes, así como precipitaciones cada vez más frecuentes, los ciclones tropicales, los tifones y huracanes serán “probablemente” más intensos, los recursos de agua potable disminuirán y con la elevación del nivel del mar podrían desaparecer algunas islas y superficies fértiles.

El presidente del IPCC, Rajendra Pachauri, tras admitir que la certidumbre científica nunca puede ser total, insistió en que “ahora estamos mucho más seguros de la influencia humana en el cambio climático “, y sin querer pronunciarse sobre lo que hay que hacer, sí señaló que en el mundo de los negocios o en la medicina se tienen que tomar decisiones sin disponer de una certidumbre total.

Las principales conclusiones del cuarto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático:

Actividad humana:
- El aumento de la temperatura media del planeta registrado desde mediados del siglo XX es “muy probablemente” una consecuencia del aumento de los gases que provocan el efecto invernadero emitidos por el hombre. Hay un 90% de certeza de que el hombre es la causa de este trastorno frente al 61% de probabilidad del anterior informe, divulgado en 2001.

-El calentamiento general observado en la atmósfera y los océanos, así como
la disminución de la masa helada, muestra que es “extremadamente improbable” que estos cambios en los últimos 50 años se deban a causas naturales.

-Las emisiones “pasadas y futuras de dióxido de carbono seguirán contribuyendo al calentamiento y a la elevación del nivel del mar durante más de un milenio” debido a la duración de la vida de estos gases en la atmósfera.

Temperaturas:
-Once de los últimos 12 años ocupan los primeros puestos en la lista de años más calientes desde 1850.

-El calentamiento se aceleró en los últimos años: 0,74 grados suplementarios en los últimos cien años (1906-2005), frente a 0,6 grados en el periodo 1901-2000, según el último informe publicado en 2001.

-A finales del siglo XXI, las temperaturas aumentarán entre 1,8 y 4 grados con respecto a 1980-1999, aunque éstas son las previsiones más optimistas dentro de una horquilla de estimaciones que va a hasta un aumento de 6,4 grados.

-El calentamiento tiende a reducir la capacidad de absorción del dióxido de carbono (CO2) por la tierra y los océanos, lo cual aumenta la parte de las emisiones humanas que se quedan estancadas en la atmósfera.

Oceanos
-Los estudios realizados desde 1961 muestran que la temperatura media del océano aumentó hasta una profundidad de 3.000 metros y que el océano absorbe más del 80% del calor añadido al sistema climático.

-El calentamiento del agua del mar provoca su dilatación, por ello, el nivel del océano podría subir de 18 a 59 centímetros hasta finales de siglo, con respecto a los niveles de 1980-1999.

-Un recalentamiento medio de 1,9 a 4,6 grados celsius con respecto a los valores de la era pre-industrial acarrearía la desaparición completa del hielo en Groenlandia, lo cual implica un aumento del nivel del mart de siete metros.

Impactos
-El recalentamiento más importante se registrará en las tierras emergidas y las latitudes elevadas y el menos importante en el sur del Océano Indico y en algunas partes del Atlántico norte.

-Además, se prevé una disminución del hielo en el Artico y en el Antártico. En algunas de las previsiones más negativas, se estima que el hielo desaparecería prácticamente del Artico a finales del verano, en la segunda mitad del siglo XXI.

Fenómenos extremos
-Es “muy probable” que las altas temperaturas, las olas de calor y las fuetes precipitaciones sean cada día más frecuentes.

-Es “muy posible” que los ciclones tropicales futuros, los tifones y los huracanes sean más intensos, con vientos y lluvias más fuertes.

-Las precipitaciones aumentarán “muy probablemente” en las latitudes elevadas, pero disminuirán en las regiones emergidas subtropicales.

-Es muy probable que la circulación termohalina (la referente a los movimientos internos de agua que ocurren en el océano profundo por diferencias de densidad de las masas de agua) en el Atlántico norte pierda un 25% de velocidad. Sin embargo, la temperatura seguirá aumentando en la región Atlántica, debido al impacto más fuerte del efecto invernadero.

Fuente: Clarín

About these ads

1 Response so far »

  1. 1

    Yunnis said,

    No lo entienden, simplemente no lo quieren entender,.


Comment RSS · TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: